Wolff cuestiona la composición del calendario actual

Toto_Wolff_2014Para el jefe de Mercedes esta pequeña ampliación equivaldrá a una reestructuración del sistema de trabajo. La temporada pasada pasó factura a los operarios que hincan los codos entre bambalinas y de cuyo trabajo después se benefician sobre el asfalto Nico Rosberg y Lewis Hamilton. “Estamos analizando varios conceptos para poder ver cómo sobrevivir a 21 carreras, porque no estoy seguro de que podamos lidiar con todas ellas con la estructura del equipo actual”, apuntó Wolff en tono reflexivo a ‘Autosport’.

El austriaco se puso en el lado del órgano rector, la FIA, y entiende el afán expansionista de Bernie Ecclestone en busca de nuevos horizontes y mayores ingresos. De hecho, en 2016 se abrirán fronteras hacia un país emergente en las cuatro ruedas como Azerbaiyán, organizador del Gran Premio de Europa. Ésta ha sido la dinámica en los últimos años y el rugido de los motores ha llegado ya a rincones tan exóticos como Malasia o Singapur.  Ahora bien, Wolff considera que tantos viajes y cambios de zona horaria van en perjuicio de una parrilla que vive cada vez más tiempo lejos de casa. Los más castigados son los ingenieros y mecánicos, cuyos esfuerzos parecen no gozar del reconocimiento que se merecen.

Sus críticas, siempre constructivas, a la FIA tienen visos de caer, una vez más, en saco roto.

Ecclestone es poco dado a atender sugerencias y, además, las paradas del 2016 ya están más que confirmadas: el pistoletazo de salida se producirá el próximo 20 de marzo en Australia. Se avecina, por tanto, una reforma interna dentro del equipo que ha dominado los dos últimos años. Solo así Wolff ve a la fábrica alemana capaz de mantener los estandartes de calidad que les han llevado a conquistar todos los títulos posibles entre 2014 y 2015.

Hamilton, favorito al título

En cualquier caso, Hamilton parece ir directo hacia una nueva corona, según las apuestas. Figura como principal favorito, seguido por este orden de su compañero Nico Rosberg y de Sebastian Vettel.

El inglés suma ya tres títulos y aún podría beneficiarse un año más del poderío mecánico de su escudería para ponerse con cuatro, antes de que las modificaciones en la reglamentación llenen de incertidumbre el 2017. Una corona más le permitiría igualar en el palmarés histórico con Vettel y tener solo por delante a Juan Manuel Fangio (5) y Michael Schumacher (7). Ahora mismo, el alemán de Ferrari comparte el tercer escalón junto con el ya retirado Alain Prost, que ganó los campeonatos de 1985, 1986, 1989 y 1993.

Wolff confía en que siga siendo la pieza angular del proyecto. Más incierto es el futuro de Rosberg, el cual podría perder su volante en favor de Max Verstappen. Los guiños entre ambas partes son constantes y el piloto holandés de 18 años ya ha recalcado que le gustaría cabalgar un caballo ganador más pronto que tarde, aunque al menos en 2016 seguirá al volante de un Toro Rosso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *