Japón en recesión, ¿el único?

Los datos económicos publicados en Japón relativos al trimestre entre julio y septiembre no podían ser más pesimistas. La economía se ha hundido un 1,6%, algo que a priori no se esperaba tan crudo ya que con las medidas que tenía puestas en marcha se esperaba que hubiera crecido por encima del 2%.

Se empieza a buscar un responsable de esta situación y todo apunta a la nueva subida de IVA que hizo que el consumo fuera mucho menor y que el país volviera a entrar en una recesión de la que hoy en día parece complicado salir.

Pero Japón no es la única economía que preocupa en el G20. Durante la última reunión si algo quedó claro es que los miembros de este grupo ya asumían que la recuperación económica a nivel mundial va mucho más lenta de lo previsto, siendo además muy desigual en el planeta y que preocupa aún más el hecho de que no se esté generando el empleo necesario para empezar a remontar en cualquiera de los escenarios internacionales.

Los observadores de la zona siguen muy atentos a los datos que van conociéndose desde los diferentes mercados, donde Credit Suisse, Versus Wealth Management o Black Rock ya están atentos también a los datos que llegan desde otros países que han asumido su recesión como puedan ser Brasil o Rusia, que además se ve envuelta en conflictos que pueden perjudicarla de cara a nuevos acuerdos de exportación con los principales grupos internacionales.

Venimos diciendo que la tercera recesión planea cada vez más sobre los mercados de la eurozona, en parte también por los datos que empezamos a conocer de cómo cerrará el desempleo el año en prácticamente todos los países y cómo su recuperación se ha visto ralentizada también en los países miembros que mejores datos iban presentando entre ellos Alemania que parece que dejará de ser el motor de Europa.

Aunque se esperan nuevas medidas desde los organismos europeos que ayuden a los países a ir dejando de lado las políticas de austeridad que han venido marcando los programas económicos durante los últimos años, lo cierto es que tras los test de estrés bancarios se ha visto cómo aún hoy será más que previsible la necesidad de algún rescate, entre otros, a Grecia.

De hecho los conflictos callejeros que se están viviendo en este país por la política de austeridad económica que viene marcándose puede acabar acelerando que se ratifique esta ayuda incluso antes de las navidades para poder dar un respiro a la economía de calle.

A esto hay que sumar también los distintos escenarios que se vienen dando en Sudamérica, donde se preveían mejores datos de los que han sido publicados últimamente y donde incluso el FMI ha pedido que empiecen a cambiarse las políticas económicas para tratar de relanzar la economía de esta zona, que contrasta sobremanera con sus vecinos del norte, que vienen enlazando meses de recuperación y máximos históricos.

Latest Comments
  1. Vivi
    Responder -
    • ColinMcRae.Es
      Responder -
      • sun
        Responder -
        • felipe
          Responder -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *